Pensamientos del “Revolucionario”

519

El inicio del fin, desde la mente del dictador.

Pensamientos del “Revolucionario”.

Hemos triunfado, de nuevo la indiscutible voluntad del pueblo se hizo sentir ante el tirano. Mis días de cárcel no fueron en vano, todo lo que hice tuvo frutos. Pero debemos garantizar que no pase de nuevo, debemos garantizar la libertad de mi pueblo.

La soberanía del pueblo se defiende con las armas. Mis hermanos nicaragüenses confían en mí y en lo que haremos. Hoy somos varios al frente procurando el bienestar de una nación.

¿Quién dice que el fin no justifica los medios?, hemos conseguido fondos, pero solo será para poder defendernos del invasor.

Las cosas no van bien, hay voluntad pero no consenso. No hay opciones, pero no por ello nos habrán abatido.

Hoy, empezaremos a gobernar desde abajo, hoy es un nuevo comienzo. Lleno de vigor, juventud y nacionalismo; llevaremos a Nicaragua a nueva era.

Inicio del Dictador.

¡Lo logramos! Todo valió la pena, es hora de dejar una huella en la historia, seré recordado como el salvador de Nicaragua, lo que se necesita para ser prósperos. La meta justifica los medios, no importa lo que cueste.

El país va prosperando, mis esfuerzos han logrado que todos avancemos a un mejor mañana. ¡Vamos por más Victorias!

¿Por qué? Por qué si solo he querido lo mejor para todos, hemos salido de un mal manejo del estado, de una economía que perecía. Los fondos vienen y van, y Nicaragua prospera. No importa nada, más que lograr las metas.

Fin del Revolucionario.

No puedo partir, no puedo desistir, no puedo darme por vencido. Yo hice todo esto, por mí se ha logrado una economía estable y próspera. Aquí hasta el final me quedo.

Nadie se va, no me rindo. Primero caerá toda Nicaragua pero yo seré quien los haga ver sus errores, yo defenderé a mi pueblo del invasor.

Mil vidas valen nada cuando de un pueblo entero se defiende. Seré el vencedor, nunca más cederé sin dar la lucha.

El Final.

De nuevo los noventas, de nuevo a tratar de levantarme, ya no soy joven, ya no hay vigor, solo deshonra. Somoza tuvo a Tacho, yo a nadie. Y ella solo quiere gobernar, aún sobre mi cadáver y mi memoria. Valgo más muerto pues seré para pocos un mártir pero para muchos un cáncer, un mal recuerdo, la mancha en la historia.

Ni rastro de lo que fui ni recuerdo de mi esfuerzo en la revolución, de mi sacrificio para liberarlos del tirano; fui el tirano. Ya no existe el rojinegro ni en la memoria. Mencionar mi nombre es tan aberrante como mencionar al maldito Somoza. Solo igual que Hitler, escupen mi memoria, todo se olvidó.

¿Por qué? ¿A quién beneficié? ¿Quién me agradece hoy lo que hice? ¿Por qué nadie me quiere recordar? ¿Dónde están los monumentos? ¿Dónde están los cantos en mi memoria? ¿Quién cuenta mis hazañas?

Oscuridad, desmemoria, vergüenza y olvido. Solo veo a ese de allí vestido con las mejores camisas, mientras yo visto con ropa que alguien me regaló, una donación de un hermano agradecido. Pero estoy atado a este monstruo, no me deja gritar, salir de encierro, ya no sé quién soy. Peor aún, olvidé quién era.

Autor: J.F

@EnlaceLeonNic

No Olvides Dejar Tu Comentario Aquí